Muchos somos los consumidores de energía, así como muchas las dudas que nos surgen al ver nuestra factura de la luz, al querer cambiar de comercializadora, o al querer realizar alguna modificación en nuestra instalación; esta falta de información y estas dudas, pueden suponernos un mayor consumo, una pérdida de dinero y tiempo y más de un calentamiento de cabeza. Por esos motivos, porque no queremos que eso ocurra, a lo largo de este artículo vamos a ir viendo algunas de las preguntas más frecuentes a las que nos podemos enfrentar. ¿Comenzamos?

En mi factura de la luz sólo aparece el Término de Potencia, ¿qué pasa con la Energía Consumida?

Esto puede ser debido a que el contador no sea accesible para el técnico que ha ido a tomar la lectura, o puede que también hayan dejado la notificación correspondiente y nosotros no la hayamos anotado. Lo mejor será que nos pongamos en contacto con nuestra comercializadora y les facilitemos las lecturas para que se las remitan a su distribuidor, encargado de la lectura por ley, y así evitar que ese consumo se nos acumule en la siguiente factura.

¿Cómo puedo evitar las lecturas estimadas?

Cuando el distribuidor no toma lectura, por cualquiera de los motivos anteriores, puede optar por estimar la medida. Estas lecturas suelen suponer una factura con un consumo más elevado del que realmente hemos tenido, por consiguiente, para evitarlo,puede ser adecuado que, en función del ciclo de lectura correspondiente a su tarifa (bimestral para suministros domésticos, y con potencias inferiores a 15 kW en baja tensión, y mensual para el resto), esté atento para facilitar la lectura del contador a su comercializadora.

¿Es obligatorio el Interruptor de Control de Potencia  (ICP)? ¿Para qué sirve?

En los suministros de baja tensión de menos de 15kW (como los de viviendas con tarifas 2.0 A/DHA y pymes con tarifas 2.1 A/DHA) SÍ es obligatorio el ICP. Limita la cantidad de corriente que se consume en función de la potencia contratada. Si no lo tenemos instalado la distribuidora, a través de nuestro comercializador, nos penalizará, cobrándonos en nuestra factura una potencia muy superior a la contratada.

Quiero aumentar o disminuir la potencia, ¿puedo contratar la que yo quiera?

Primero tendremos que conocer si nuestra instalación es monofásica o trifásica. Las primeras son las típicas de núcleos urbanos, quedando las segundas relegadas para zonas rurales, en las cuales la distribución se realiza con tres cables. Una vez conocida la tipología de la instalación, las potencias se encuentran normalizadas:

cuadro potencias normalizadas gesternova blog

¿Puedo solicitar tantos cambios de potencia o tarifa que necesite en función a mis necesidades?

Lamentablemente NO, en función al Real Decreto 1164/2001, Artículo 5, sección 3ª, las distribuidoras no están obligadas a aceptar cambios en la tarifa y/o potencia contratada si ésta se ha modificado en los anteriores 12 meses a petición del consumidor. Dicho esto, deberemos tener especial cuidado a la hora de elegir, la potencia o la tarifa que vamos a modificar, asegurándonos de que será la que mejor se adapte a nuestras necesidades.Si tiene alguna duda sobre si le convendría reducir o aumentar la potencia, cambiar de tarifa, siempre lo puede consultar con su comercializadora para que le asesore al respecto.

Quiero cambiarme de comercializadora, pero, ¿qué tarifa tengo contratada?

La tarifa que tiene contratada la puede comprobar en una de sus últimas facturas, suele aparecer en la parte superior o bien en la segunda hoja, y aparece como concepto ” Tarifa de acceso”, “Peaje ATR”, ” Tarifa contratada”. Las tarifas son las mismas en todas las comercializadoras, lo que varían son los precios que te ofrezca cada una de ellas.

¿Tienes otras preguntas sobre tu factura de la luz?  Os agradeceríamos que plantearais las que consideréis oportunas, intentaremos daros respuesta y así hacer que el sector eléctrico esté un poco más al alcance de todos.