Al final lo han conseguido, las cinco grandes comercializadoras eléctricas han conseguido borrar en el subconsciente del gran público la existencia del resto de comercializadoras de mercado libre, confundiendo al consumidor con sus dos negocios más cercanos al cliente: comercialización y distribución. No entres en su juego, entérate de cuál es papel de uno y otro negocio, porque ellas, las grandes, siempre han querido obviar la existencia del resto de comercializadoras de mercado libre, más modestas pero muchas veces más competitivas.

El mercado eléctrico se liberalizó de facto para la mayoría de los consumos residenciales en 2009, los consumidores tenían entonces la posibilidad de contratar con cualquiera de las comercializadoras de mercado libre o no realizar ninguna acción, acogiéndose a lo que por entonces se conocía como “Tarifa de Último Recurso”, siendo la energía consumida proporcionada por la Comercializadora eléctrica de Último Recurso correspondiente al grupo empresarial de la zona de distribución que el cliente pertenecía. Los clientes con mayor consumo; industrias, oficinas, PYMES, etc., comenzaron antes el proceso de liberalización, aplicándoseles una penalización si no realizaban el cambio a un comercializador de mercado libre.

El mercado eléctrico se liberalizó de facto para la mayoría de los consumos residenciales en 2009

 

Antes de la liberalización del sector eléctrico (1997) los grandes grupos empresariales estaban verticalmente integrados, es decir, su negocio comprendía las 3 ramas del mercado eléctrico: Generación, Distribución y Comercialización. Tras la liberalización, se obligó a que estos grupos empresariales fragmentasen su negocio en 3 empresas diferentes dedicadas cada una, de forma independiente, a cada una de las ramas del mercado eléctrico, para así fomentar la competencia del sector. Hay que señalar que estos grandes grupos empresariales recibieron por realizar esta desfragmentación los polémicos CTC (Costes de Transición a la Competencia), una compensación por la liberalización del mercado que se fijó en ¡8.400 millones de Euros! y que en 2006 se suspendió debido a que el precio de la electricidad había sido muy superior al estimado y por lo tanto los beneficios fueron mucho mayores a los esperados.

Estructura del mercado eléctrico

El mercado eléctrico quedó de la siguiente manera:

– Generadores: empresas de electricidad que venden la electricidad que producen en sus centrales al mercado eléctrico o “pool”, también pueden llegar a acuerdos de venta de su electricidad fuera de este mercado, estos son los contratos bilaterales. Estas empresas pueden ser desde un productor de energía fotovoltaica cuya energía gestiona su agente representante, a una central de carbón o nuclear que vende su producción, entre ellas se encuentran las empresas de la rama de generación de los grandes grupos empresariales antes mencionados.

– Distribuidores: estas empresas son las encargadas de mantener, ampliar y mejorar la red de distribución eléctrica, es decir la parte “física” de la distribución de electricidad: cables, centros de transformación, “aparamenta”, acometidas, contadores, etc. Por sus redes fluye la electricidad que los generadores inyectan y que los comercializadores compran para sus clientes. Además son las encargadas, en muchos casos, de realizar la lectura de los contadores. Estas empresas son reguladas por el Estado, es decir, financiadas a través de los Peajes de Acceso, que todo consumidor paga, acorde a unos criterios de volumen y calidad. Esté negocio es un oligopolio natural ya que por eficiencia no tiene sentido que dos compañías tengan instalada una red eléctrica para suministrar un misma zona. En la siguiente imagen se puede ver las zonas que gestionan las 5 grandes distribuidoras que operan en España:

– Comercializadoras: son las encargadas de comprar la electricidad en el mercado eléctrico o bien llegar a acuerdos bilaterales con los generadores para conseguir la energía y luego vendérsela a los clientes. Aquí tenemos que distinguir entre las empresas en mercado libre: Iberdrola Generación, Endesa Energía, Gas Natural Comercializadora, Gesternova, Fenie,… y las comercializadoras anteriormente conocidas como de Último Recurso y ahora Comercializadora de Referencia, conocidas como COR (sólo 5 comercializadoras):Iberdrola Comercialización de Último Recurso, Endesa Energía XXI, Unión Fenosa Metra, E.ON Comercializadora de Último Recurso, Hidrocantábrico Energía Último Recurso. Solo para suministros de menos de 10 kW.

Como puede verse el nombre de la distribuidora es alarmantemente similar al de la Comercializadora de Referencia o comercializadora de mercado libre, ya que si bien son empresas distintas pertenecen al mismo holding empresarial. Esta utilización del mismo nombre y mismo logotipo suele confundir a muchos consumidores, este nombre solo se diferencia en los apellidos, por ejemplo; Iberdrola Generación, Iberdrola Comercializador de Último Recurso o Iberdrola Distribución.

Compara y contrata con quien quieras

En mi experiencia me he encontrado que incluso consumidores relativamente grandes no conocen la diferencia entre estas empresas y la tarea que desarrollan. Esto podría ser un simple problema de cultura del sector eléctrico, sin embargo está confusión, en mi opinión, creada o permitida adrede, puede llegar a provocar que no se comparen las diferentes comercializadoras y precios que se pueden encontrar en el mercado, ya que puede que surjan dudas como si una empresa comercializadora de mercado libre puede hacer llegar “su” electricidad a cualquier cliente, incluso aunque su nombre no se parezca al de ninguna de las distribuidoras o si puede hacer llegar la electricidad al pueblo más recóndito de España. O también surge la idea de si empresas comercializadoras que no tienen redes de distribución proporcionan precios más caros por utilizar redes de distribución que no poseen.

Pues nada más lejos de la realidad, todas las comercializadoras de mercado libre, y ahora también las COR, proporcionando el PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) tienen las mismas posibilidades de adquirir electricidad: acudiendo al mercado eléctrico o “pool” o bien por contratos bilaterales. Y todas pagan los Peajes de Acceso que ingresan del pago de sus clientes, sin ningún coste adicional ya que no importa si existe una empresa distribuidora con el mismo nombre (son empresas distintas). Por lo que los costes de las comercializadoras al adquirir la energía pueden llegar a ser los mismos independientemente de si disponen de redes a su nombre o no, o  de que puedan gastarse millones en publicidad y el precio de venta dependerá de lo competitivas que puedan llegar a ser.

Ofertas electricidad verde España

Imagen del comparador de ofertas de energía de la CNMC (haciendo clic en la pestaña “Verde” puedes seleccionar ofertas que ofrezcan solo energía 100 % renovable certificada)

Como hemos publicado en este blog, el acceso de la electricidad no está comprometido sea cual sea tu  empresa comercializadora, ya que la red pertenece a la distribuidora. Es decir, si tienes electricidad en casa, oficina, fábrica puedes contratar con cualquiera de las compañías comercializadoras sin que por ello la electricidad que recibes varíe lo más mínimo en calidad. Por ello os invito a comparar precios y servicios de las empresas comercializadoras en cualquiera de los comparadores privados  que puedes encontrar por internet (Kelisto, Rastreator… etc.) o en el comparador de la CNMC. Este permite además comprobar qué empresas ofertan electricidad verde cuya procedencia es 100% de fuentes de energía renovables (como es el caso de la empresa que patrocina este blog) de acuerdo con el sistema de garantía de origen y etiquetado de la electricidad gestionado por la propia CNMC.