¿Tienes problemas a la hora de entender tu factura de la luz? Decenas de  conceptos  pueden llegar a provocar que tu factura sea algo confusa y difícil de descifrar por eso en este post trataremos de resolver las principales dudas que le pueden surgir a la gran mayoría de consumidores como tú. Intentaremos también que puedas familiarizarte con los conceptos que en ella se detallan, de tal modo, que incluso seas tú mismo quien pueda prever el importe que vas a pagar o el ahorro que podrías obtener en tus próximas facturas.

Lo primero que encontrarás son tus datos personales, comprueba que sean todos correctos. Se detallará tu nombre, dirección, DNI, nº de contrato, nº de factura, cuenta bancaria y fecha de emisión de la factura. En este campo, además, aparecerán reflejados aquellos datos que son de interés para que puedas conocer las características de tu punto de suministro, tales como el CUPS. Este valor es el Código Unificado del Punto de Suministro y sirve para identificar el tuyo frente a otras comercializadoras, distribuidoras, organismos de las comunidades autónomas; podríamos decir de manera coloquial que es el DNI de tu contador.

Otro dato importante que se detalla es la tarifa de acceso que tienes contratada. La mayoría de los consumidores domésticos tenemos una tarifa 2.0 A, recomendable para aquellas familias que consuman energía a lo largo de todo el día en diferentes franjas horarias ,sin una rutina habitual. La otra tarifa para estos consumidores es la 2.0 DHA, de gran interés para aquellos consumidores que tengan horarios preestablecidos y vayan a hacer uso de la electricidad en su hogar en determinadas horas, ya que pueden beneficiarse de lo ventajoso de pagar un precio menor en las mismas gracias a la Discriminación Horaria. Si este es tu caso, te animo a que valores esta opción, ¡verás que puedes ahorrar unos euros en tu factura! En ambos casos, la potencia contratada,  será siempre menor a 10 kW  y dependerá siempre de las dimensiones de tu hogar y de los electrodomésticos que tengas conectados o  el uso que hagas de los mismos.

Otros conceptos de tu factura de la luz

A continuación, en tu factura puede aparecer un gráfico donde tu comercializadora te explica la evolución de tu consumo a lo largo de los meses, así como te ofrecen con detalle la información de tu facturación para el ciclo correspondiente de la factura, que  normalmente  es de dos meses. En este apartado, verás que se diferencian varios conceptos. Comencemos por el Término de Potencia, éste es un importe que resulta de dividir 42,043426€ entre los 365 días del año o los 12 meses del año en el caso de algunas comercializadoras, multiplicado por el número de días de tu factura y a su vez por la potencia que tienes contratada.

Por otro lado, viene el término variable, éste no es más que lo correspondiente al Término de Energía y resulta de multiplicar el consumo en kilovatios hora (kWh) por el precio en euros, este precio puede ser fijo o variable (conocido como indexado al pool, ya que varía en función del precio de la energía en el mercado).

Finalmente en el detalle de facturación encontrarás conceptos como el Impuesto Eléctrico, IVA y Alquiler de Equipos, todos ellos comunes en todas las comercializadoras, pues son conceptos regulados, haciendo este último referencia al importe que hay que pagar a la distribuidora por ser el contador de su propiedad.

“En el detalle de facturación encontrarás conceptos como el Impuesto Eléctrico, IVA y Alquiler de Equipos, todos ellos comunes en todas las comercializadoras.”

Para que tú puedas comprobar si tu consumo es real, puedes cotejarlo con las facturas anteriores siempre y cuando el consumo haya sido constante a lo largo de los meses y no haya habido picos. También puedes verlo en la parte que se te especifica la medida, es decir, donde se indica la lectura de contador inicial y final, por diferencia de ambas, obtendrás el consumo que se te factura. Si  tienes alguna duda o ligera sospecha de que tu lectura es errónea y siempre que tengas acceso al contador, puedes cotejar la lectura que marca. Si esta es del orden o superior a la lectura final de tu factura, tu energía consumida y facturada sería la correcta.