Seguro que más de una vez has pensado ¡el próximo pago del recibo de la luz no me coge por sorpresa! Y al final todos los meses nos vuelve a pasar lo mismo. Por este motivo y para ayudaros, vamos a informaros sobre los diferentes ciclos de facturación que existen para tu recibo de la luz, de manera que puedas planificar los pagos.

Desde el 1 de Noviembre de 2008, para instalaciones con una potencia contratada de hasta 10kW, las empresas distribuidoras estaban obligadas a facturar mensualmente y a realizar lecturas reales del contador cada dos meses, por ello, el mes en el cual no se realizaba la lectura, se facturaba en base a la estimación del consumo realizado.

Hoy en día y debido a la publicación del Real Decreto 1718/2012 de 28 de diciembre, este criterio se ha visto modificado, a partir del 1 de Abril de 2013 la facturación para los puntos de suministros de baja tensión con potencia contratada no superior a 15kW, pasa a ser bimestral y basadas en lecturas reales. El resto de puntos de suministro se mantiene sin cambios, facturando de forma mensual y en base a lecturas reales.

Desde el 1 de Abril de 2013 la facturación para los puntos de suministros de baja tensión con potencia contratada no superior a 15kW, es bimestral y basada en lecturas reales

Este cambio, permite que no sólo los consumidores domésticos, sino también las PYMES puedan acogerse a la facturación bimestral con consumo real, además de poner fin a las  estimaciones sobre el consumo en las facturas que tanto trastorno han causado a muchos, ya que en la mayoría de los casos, nos  veíamos obligados a adelantar cantidades importantes de dinero en determinados meses, para más tarde verse compensados en facturas posteriores.

¿Qué ocurre si detecto que en mi recibo de la luz aparece facturado un consumo estimado?

En este caso, es probable que a los técnicos de la Distribuidora, encargados de realizar la lectura, les haya sido imposible acceder al contador.

En el supuesto de que el encargado de lectura no pueda acceder al equipo de medida, deberá dejar un aviso donde se especifiquen los datos de contacto y el plazo estipulado para que el usuario pueda facilitar la lectura de su equipo. Si el consumidor no responde al aviso, la Distribuidora podrá estimar el consumo, con la obligación de realizar una regularización anual en base a lecturas reales.

La Distribuidora podrá estimar el consumo, pero con la obligación de realizar una regularización anual en base a lecturas reales

 

Por ello, si su contador no cumple el requisito de accesibilidad necesario para leer de forma real, es fundamental facilitar el acceso al mismo, cuando así lo soliciten.

A pesar de todo, parece que sufriremos algún cambio más en el ciclo de facturación, ya que actualmente se están instalando los nuevos contadores que incorporan la telegestión, poco a poco se irán sustituyendo todos los equipos de medida analógicos por los nuevos contadores, así en un futuro se podrá conocer los consumos de forma casi instantánea y se podrán realizar cambios en el punto de suministro sin necesidad de que ningún técnico se desplace al contador. Hasta entonces, habrá que esperar, ya que se prevé que el remplazo de todos los sistemas de medida finalice antes del 31 de Diciembre del 2018.