EKOenergía ha cogido carrerilla y la flor verde que nos identifica está fortaleciendo sus raíces y reproduciéndose cada vez en más y más países. Distribuidoras francesas y estonias han sido las últimas en comenzar a comercializar EKOenergía y la lista de organizaciones a bordo sigue creciendo: desde Irlanda y Alemania, hasta Taiwán o India. Y es que lo que empezó siendo un proyecto verde europeo, también ha dado este año sus primeros pasos en el ámbito internacional. Y nuestras aspiraciones no se quedan ahí. En nuestro calendario para el próximo año se dibujan objetivos aún más lejanos; concretamente al otro lado del Atlántico.

Afortunadamente son cada vez más los que, bien movidos por los catastróficos efectos del Cambio Climático o esperanzados por un futuro más sostenible, optan por las energías renovables. EKOenergía, una joven eco-etiqueta para la energía limpia, se va abriendo camino y ganando asiduos en el ámbito internacional gracias a sus principales fortalezas: toda aquella electricidad vendida bajo el sello de EKOenergía es garante de ser 100% verde, pero además, de haberse producido respetando estrictos criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. Energía limpia sí, pero no a cualquier precio. Nos aseguramos que la mano del hombre deje la mínima huella en el entorno.

Ampliando el mapa

El balance anual es muy positivo, y es que nuestra red no deja de crecer. Nuevos miembros han entrado a formar parte de ella brindándonos su apoyo y haciéndonos, juntos, más fuertes. En el continente asiático contamos con organizaciones medioambientales como la Asociación para la Información Medioambiental de Taiwán (TEIA), la Fundación Vindhyan sobre Ecología e Historia Natural en India; y en el ámbito europeo se han sumado -entre otras- la red Global 100%RE, iniciativa alemana por la conversión de ciudades 100% renovables, con sede en Hamburgo y encabezada por expertos de renombre; y la ONG Good Energies Alliance Ireland (GEAI), primer miembro irlandés de EKOenergía, centrada en el Cambio Climático, las renovables y los impactos del fracking. El siguiente paso, con toda probabilidad, es mirar hacia sudamérica.

Mapa Miembros Ekoenergía

Más países se tornan EKOenergéticos

¿Dónde está disponible EKOenergía? De igual forma, el número de distribuidoras ha ido creciendo.  A día de hoy, también es posible comprar electricidad certificada por EKOenergía en Italia, Letonia, así como en las dos últimas incorporaciones: Francia y Estonia. En España, consumir energía solar eco-etiquetada es posible desde el pasado año gracias a Gesternova, que acerca EKOenergía a todos los consumidores interesados.

En España, consumir energía solar eco-etiquetada es posible desde el pasado año gracias a Gesternova, que acerca EKOenergía a todos los consumidores interesados.

EKOenergía contra la pobreza energética

El decidirse a usar renovables en casa o nuestra empresa es un gran paso. Volvernos independientes energéticamente y tomar del sol, el viento o el agua la energía ilimitada que nos brinda la naturaleza es la decisión más coherente y un alivio para el Planeta, pero ¿y si levantamos un poco la vista? Actualmente, 1,2 billones de personas en el mundo carecen de acceso a la electricidad. ¿No sería lógico que también ellos pudiesen disfrutar de este regalo de la Tierra?

Climate Fund Solafrica Camerun Ekoenergy

Instalación de placas solares en una escuela camerunesa, iniciativa de SolAfrica financiada por Fondo Climático Ekoenergía

El Fondo Climático de EKOenergía se preocupa de hacer esto posible y este año ha participado en la financiación de varios proyectos, como la instalación de paneles solares en una escuela en el Distrito de Meru, en Tanzania, promovido por el Instituto italiano Oikos;  hemos apoyado también a la organización holandesa Hivos, en su proyecto de convertir la isla de Sumba (Indonesia) en 100% renovable; así como la instalación de otras tantas placas solares en tres escuelas camerunesas, iniciativa de SolAfrica. Toda contribución cuenta y, paso a paso, intentamos acortar esta injusta brecha energética que azota a los países menos desarrollados. Recuerda, por cada megavatio-hora de EKOenergía vendido, un mínimo de 0,10€ va a parar a nuestro Fondo Climático.

Por tanto terminamos el año con buen sabor de boca y avistando un 2016 con más buenos resultados. Ahora la decisión está en manos de los consumidores de todo el mundo. Ellos son quienes, con las opciones sobre la mesa, tienen la posibilidad de mover ficha y decidir si se unen al cambio; si recorren con nosotros este camino con destino a un futuro más sostenible. ¿Te animas? Nosotros seguimos trabajando.

Gesternova, patrocinadora de este blog, ofrece la posibilidad a sus clientes de obtener la etiqueta EKOenergía (de la que es pionera en el mercado español). Más información aquí