Somos propietarios de un pequeño hotel en San Carlos de la Rapita (Hotel del Port) en el Delta del Ebro que abrió sus puertas en el año 2008 y por aquel entonces dimos de alta el suministro eléctrico sin valorar el origen de la energía que usaríamos. Pasado un tiempo nos preguntamos qué medidas podíamos tomar para hacer más sostenible esa faceta de nuestra actividad y en marzo de 2015 decidimos apostar por Gesternova y por la energía verde. Un año y medio después queremos explicar en unas líneas cuál ha sido y es nuestra experiencia.

Nuestro hotel con electricidad verde: una triple buena decisión

Rosa Carrasco y Juan Carlos Munté, propietarios del Hotel del Port de Sant Carles de la Rapita

Desde el punto medioambiental, el poder garantizar que el 100% de nuestro consumo eléctrico es de origen renovable es un enorme valor añadido que incorporamos a nuestro hotel. Aunque sabemos que la electricidad que llega a nuestros enchufes es una mezcla de energía verde y otras fuentes de energía de diferente origen (nuclear, gas, carbón etc.) ser conscientes de que estamos apoyando a los productores de energías renovables nos hace sentirnos muy orgullosos.

Nuestra experiencia es triplemente positiva: valor añadido  al negocio, optimización de costes y ante cualquier gestión nos sentimos totalmente respaldados con una atención personalizada y de tú a tú.

Además, nuestro establecimiento está  situado en un entorno único e incomparable, un paraje natural (recientemente declarado Reserva de la Biosfera) y gran parte de nuestros visitantes tiene gran sensibilidad medioambiental. Por tanto, además de nuestra satisfacción personal y de reducir la huella de carbono de nuestro hotel, la apuesta por la electricidad verde es muy apreciada por nuestros huéspedes.

En paralelo nuestra experiencia como clientes ha sido del todo positiva y siempre que hemos tenido que efectuar alguna gestión, Gesternova nos ha atendido con total eficacia. Se palpa que la compañía está formada por un buen grupo de profesionales.

Distintivo para empresas que usas electricidad verde

Por último, y no menos importante, queremos destacar el hecho de que el importe de nuestra factura de consumo eléctrico se ha reducido de manera considerable. Durante los trámites de cambio de comercializador a Gesternova decidimos solicitar conjuntamente una reducción de la potencia  lo que nos ha permitido lograr importantes ahorros.  Confiamos además en la contratación de un producto Indexado ya que es una modalidad que históricamente ofrece mayores niveles de ahorro ya que se paga el coste real de la energía cada hora registrado en el Pool Eléctrico.

Por tanto, además de comprobar que pasar a un comercializador verde es más fácil de lo que creemos, nuestra experiencia es triplemente positiva: valor añadido  al negocio, optimización de costes y ante cualquier gestión nos sentimos totalmente respaldados con una atención personalizada y de tú a tú. Una buena decisión el salto a la electricidad verde.