Seguro que más de una vez nos hemos encontrado con la factura de la luz pensando: “¿Quién me trae la luz a casa? ¿De dónde viene? ¿Por qué me cobran esto y no lo otro? ¿Y qué puedo hacer yo como consumidor para entender más este embrollo?

El sector eléctrico español es un laberinto de siglas, organizaciones y empresas cuya finalidad es asegurar un suministro eléctrico de calidad. Antes de nada cabe destacar que no se puede entender este sector sin la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico aunque lo complicado viene después, docenas de decretos y reales decretos, órdenes de peajes, etcétera que lo complican todo un poco.

Vamos a lo esencial. El sistema eléctrico se estructura según dos flujos distintos y bien diferenciados:
• El flujo físico de electricidad

• El flujo económico.

En este post explicaré el primer punto y haré uso del dicho “Vale más una imagen que mil palabras.”

generacion al consumo

 

Los PRODUCTORES convierten distintos tipos de energía primaria  en energía eléctrica. Puede haber productores de Régimen Ordinario y de Régimen Especial. Según La Ley 54/1997, los productores de Régimen Especial son aquellos cuyas instalaciones tengan menos de 50 MW de potencia instalada y se utilice como energía primaria alguna energía renovable no consumible, biomasa, residuos no renovables o cogeneración de alto rendimiento. El resto de productores (gas, carbón, nuclear, etc) se consideran de Régimen Ordinario.

REE son las siglas de Red eléctrica española. Tiene dos funciones. Como operador del sistema eléctrico español se encarga de coordinar a los distintos agentes implicados en el flujo físico de la electricidad para asegurar el suministro y además es el gestor de la red de transporte. Dentro de REE los responsables de la supervisión y coordinación son el Centro de Control Eléctrico (Cecoel) y una unidad integrada para el régimen especial llamada Centro de Control para el Régimen especial (Cecre). Algunos links de interés sobre REE son estos:

REE Actividades.

Las DISTRIBUIDORAS están repartidas por distintas áreas de toda la geografía española y se encargan de llevar la electricidad desde las subestaciones de transformación (donde se baja la tensión de la electricidad) hasta los consumidores. En la mayor parte de los casos reciben esa electricidad del “transportista” (REE).

Los CONSUMIDORES somos todos los usuarios que demandamos electricidad del sistema. Puede ser desde una persona que enciende la televisión hasta una gran fábrica de coches.

Por otro lado, todo este sistema tiene que tener un plan estratégico de actuación para evitar sobredimensionamiento y sobrecostes. Acorde a la Ley 54/1997 corresponde a la Administración General del Estado con ayuda de las Comunidades Autónomas y bajo la aprobación del Congreso de los Diputados realizar con carácter indicativo la planificación eléctrica. De igual modo es de su competencia regular los términos en los que se desarrolla la gestión económica y técnica del sistema. Por último cabe destacar, que la planificación de las redes de transporte y distribución tiene que coordinarse con los planes urbanísticos.

Este es el flujo físico de la electricidad. En el siguiente link aparece más información.

Seguro os estáis planteando: “Todo esto no puede ser tan fácil…” Y estáis en lo cierto. Como en todos los sectores, es el flujo económico el quetrae más quebraderos de cabeza. En el siguiente post explicaré la actividad económica que hay detrás de la electricidad.

Lee la segunda parte aquí