Este artículo es un extracto del e-book: “La electricidad verde y tu negocio”

Si estás convencido de que quieres apostar por la electricidad verde ya sea para convertirte en una empresa que se compromete con el entorno o porque simplemente buscas la mejor relación calidad precio, debes saber que hay una variada oferta normalizada de tarifas entre las que tienes que encontrar la que más te conviene y/o la que te corresponde por la potencia contratada que necesitas.

¿Cuál es el marco legal establecido para la comercialización de energía y como me afecta? Las tarifas de acceso han sido definidas en nuestro país por una serie de Reales Decretos y Órdenes Ministeriales. Estas tarifas de acceso se dividen de acuerdo a la potencia contratada* para cada punto de suministro de tu empresa o negocio tal y como detallamos a continuación:

Tarifa 2.0

Es la que tienen la mayor parte de los hogares españoles y los pequeños negocios como tiendas u oficinas con poco personal e incluye los suministros con una potencia contratada menor a 10 kW.

Para que te hagas una idea: la potencia contratada en la mayor parte de los hogares oscila entre 3,3 kW y 5,5 kW. Si tu potencia es menor de 10 kW  puedes acogerte al PVPC (tarifa regulado por el Gobierno, antes TUR) que ofrecen las comercializadoras de referencia.

Encuentra-la-potencia-contratada-en-tu-factura

Tarifa 2.1

Estamos hablando ya de consumos que van más allá de lo que requiere la iluminación de unas pocas estancias o el uso de unos pocos ordenadores o electrodomésticos. Estas son ya tarifas para pequeños negocios con un consumo significativo o para empresas medianas. En este apartado se incluyen las tarifas para todas las potencias contratadas superiores a los 10 kW e inferiores a los 15kW (siempre en baja tensión).

Las Tarifas 2.0A y 2.1A permiten ahorrar con la opción de  la discriminación horaria en sus versiones 2.0 DHA y 2.1 DHA. Para ello hay que trasladar al menos el 30% el consumo total al periodo valle

Discriminación horaria en el recibo de la luz

Tarifa 3.0A

Esta tarifa engloba cualquier suministro superior a los 15 kW de potencia contratada en baja tensión y divide las horas del día en tres periodos, en P1 (Punta), P2 (Llano) y P3 (Valle) y las potencias contratadas en los diferentes periodos deben ser superiores a 15 kW* y establecerse en orden ascendente, de menor o igual cifra, del Periodo 1 (Punta) hasta el Periodo 3 (Valle). Los periodos en los que se dividen las horas del día son los siguientes:

Periodos y horarios de la tarifa 3.0A

Las cinco grandes distribuidoras eléctricas permiten que, siempre y cuando, en alguno de los tres períodos se contrate una potencia igual o superior a 15,001 kW, se pueda contratar la potencia deseada en los dos períodos restantes. A consultar en el caso de que la distribuidora de la zona sea otra a las indicadas.

 

Tarifas de Alta Tensión

Tarifa 3.1A

Las tarifas de alta tensión, 3.1A y las 6.X son propias de explotaciones agrícolas e industrias medianas así como de grandes consumidores. La 3.1 comprende entre 1kV y 36kV de tensión y se puede aplicar a cualquier suministro con una potencia contratada en todos los periodos igual o inferior a 450kW. También esta tarifa divide las horas del día en tres periodos, en P1 (Punta), P2 (Llano) y P3 (Valle).

Tarifas 6x:

Finalmente tenemos las Tarifas 6X que se pueden aplicar a cualquier suministro con tensiones comprendidas entre 1kV y 36 kV, con una potencia contratada en alguno de sus periodos tarifarios superior a 450 kW (Para el caso 6.1) y a cualquier suministro en tensiones superiores a 36 kV (para los casos 6.2 en adelante). Estas tarifas están basadas en seis periodos tarifarios.

Contratación fija o indexada al mercado

Todas estas tarifas puede contratarse en el mercado libre con precio fijo y también existe una modalidad de contratación -cada vez más extendida- conocida como de precios indexados. Aunque existen variaciones según el comercializador, básicamente se trata de un tipo de contrato en el que el cliente asume como precio de la energía que adquiere el resultante de la casación hora a hora en el mercado mayorista más un margen de gestión para el comercializador que es siempre conocido y constante. Es decir, tu empresa asume la volatilidad del mercado tanto si el precio de la energía aumenta como si disminuye.

Esto, en principio, puede parecer arriesgado pero no lo es tanto. Si consideramos que en la modalidad de precios fijos el comercializador tiende a minorar su riesgo con una cobertura de precio que le salvaguarde de las subidas en dicho mercado diario, al final esos precios fijos siempre tenderán al alza. Para ambas modalidades (fijo e indexado) puedes solicitar a Gesternova una oferta personalizada para tu empresa.

Este artículo es un extracto del e-book: “La electricidad verde y tu negocio” que puedes descargar aquí