En este blog siempre recomendamos el uso de energía verde, pero esta debe ir siempre ligada al fomento del ahorro y la eficiencia.  Al ahorrar energía, sea del tipo que sea, hacemos un favor al planeta y a nuestro bolsillo. Para ello, es fundamental hacer un buen uso de los aparatos eléctricos que tenemos en casa e intentar que los electrodomésticos sean equipos eficientes.

¿Cómo podemos identificar si un equipo es eficiente? Todos los equipos contienen una etiqueta energética que marcará su categoría: “A” la más eficiente frente a “F” como menos eficiente, lo que nos permitirá conocer el consumo de energía anual que puede tener el aparato.

El pasado 1 de agosto entró en vigor un nuevo reglamento de la Unión Europea que ha simplificado los valores, por lo que a partir de ahora únicamente figurarán las categorías A, B, C, D, E Y F, quedando eliminadas las etiquetas con el signo “+”, es decir las categorías A+++, A++ Y A+. El objetivo es que la diferencia entre una categoría y otra sea uniforme en toda la escala.

El objetivo de la Comisión Europea es facilitar la elección de los clientes a favor de aparatos que consuman menos energía.

A a la derecha la nueva etiqueta energética vigente desde agosto 2017

Ahorra haciendo un buen uso de tus electrodomésticos

Además de destacar la importancia de elegir electrodomésticos que tengan la máxima calificación en eficiencia, queremos darte unos consejos para que hagas buen uso de ellos y lo puedas notar en la factura de la luz:

  • Lavadora: lava siempre con carga completa. Puesto que ¾ partes de la energía que consume se utiliza para calentar el agua, es recomendable elegir programas de baja temperatura, también usar descalcificantes y limpiar regularmente el filtro. Además, si tienes contratada una tarifa con discriminación horaria, pon la lavadora en el periodo valle ya que es el horario en el que el precio de la energía es más barato con lo cual lograrás importantes ahorros (esto es aplicable también al resto de electrodomésticos).

  • Frigorífico: lo ideal es que la situación que tenga en el hogar sea en un sitio fresco y ventilado, otros consejos de utilidad son limpiar la parte trasera una vez al año y descongelarlo antes de que la capa de hielo alcance los 3mm, así podrás ahorrar hasta un 30%. Con respecto al termostato, sitúalo a 5º C en la parte del frigorífico y -18º C en el congelador. No es recomendable introducir comida caliente en el interior y asegúrate siempre de que lo dejas bien cerrado.
  • Lavavajillas: procura utilizar el lavavajillas cuando esté totalmente lleno. Al igual que la lavadora, lo mejor es elegir programas de baja temperatura, limpiar frecuentemente el filtro y vigilar el nivel de carga del depósito de sal y abrillantador ya que reducen el consumo de energía.
  • Secadora: es uno de los electrodomésticos con mayor consumo de energía por lo que lo ideal es que lo uses puntualmente. Lo recomendable es no secar la ropa de algodón y la ropa pesada en las mismas cargas de secado que la ropa ligera y limpiar periódicamente el filtro.
  • Horno: el mejor consejo para ahorrar con este aparato eléctrico es no abrirlo mientras estás cocinando salvo que sea imprescindible, ya que puede perder hasta un 20 % de la energía acumulada en el interior. Otro buen consejo es que, si apagas el horno antes de finalizar el preparado, el calor del interior terminará con la cocción sin gastar más electricidad.

¿A que nunca dejas abierto un grifo de agua cuando no lo estás usando? Tenemos que ser igual de estrictos con la electricidad. En el ámbito de la eficiencia sustituye bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo, ahorrará hasta un 80% y duran 8 veces más

  • Iluminación, por supuesto, procura no dejar encendidas las luces que no estés utilizando. ¿A que nunca dejas abierto un grifo de agua cuando no lo estás usando? Tenemos que ser igual de estrictos con la electricidad. En el ámbito de la eficiencia sustituye bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo, ahorrará hasta un 80% y duran 8 veces más.

  • Aire acondicionado: lo recomendable es fijar la temperatura entre 24 y 26ºC, el hecho de encender el aire acondicionado a una temperatura más baja únicamente hará que el equipo consuma mucho más y no enfriará la vivienda antes, con lo cual se estará realizando un gasto superior e innecesario. Otro buen consejo es ventilar la casa a primera y última hora del día, instalar ventiladores de techo, e instalar toldos en las ventanas donde incide más el sol ya que podrá ahorrarte hasta un 30%.
  • Pequeños electrodomésticos, aunque por tamaño sean inferiores a los que hemos mencionado con anterioridad, tienen un consumo importante así que lo conveniente es que no los dejes enchufados si se va a interrumpir el uso. A continuación, indicamos un listado de cuáles son los que más consumen.
  • Placas de cocción: Las placas de inducción pueden llegar a consumir un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales. Apaga la placa cinco minutos antes de finalizar la cocción y ahorrarás energía. Otra buena costumbre es cocinar con tapa, si no lo haces, una gran parte de la energía se escapa en forma de calor y tardas bastante más tiempo en llegar al punto de cocción deseado.
  • Televisión: apaga el televisor totalmente, es decir, no lo dejes en standby, es uno de los aparatos que más consume por la cantidad de horas que está conectado, para asegurarte de que lo apagas por completo puedes conectarlo a una regleta y apagarla cuando ya no lo estés usando. También puedes bajar la iluminación de la pantalla para disminuir el consumo.

Como has podido comprobar es muy importante hacer un buen uso de todos los aparatos eléctricos que tengamos en nuestro hogar y si conseguimos aplicar estos consejos lo notarás en la factura de la luz mes a mes. Si además contratamos una tarifa de electricidad verde y aplicamos estas medidas fomentaremos que disminuya el volumen de emisiones de CO2 que emitimos al medioambiente.